La historia del coche reservado 502: Símbolo del valor de un pueblo, que hoy se erige como atractivo turístico en Puerto Deseado

coche_reservado_502

La historia del coche reservado 502: Símbolo del valor de un pueblo, que hoy se erige como atractivo turístico en Puerto Deseado

El ferrocarril en la Argentina atesora un sinfín de historias que reflejan a un país en crecimiento. No solo ha unido ciudades y pueblos a lo largo y ancho del país, sino que también llevó proyectos, anhelos y aspiraciones que han provocado contiendas que narran proezas exitosas. Asimismo, algunos de los episodios más oscuros de nuestra historia reciente, el cierre y suspensión de algunos de sus ramales conllevaron al desmantelamiento de las unidades y su posterior vandalismo, venta y repartición indiscriminada y la provincia de Santa Cruz no fue la excepción. En este contexto, el Coche Reservado 502 habla de la historia de Puerto Deseado y de su gente; de cómo, ante la inminente desaparición de una parte del legado cultural de la provincia, el brío y compromiso de una sociedad consciente de su herencia supo, hacer valer su voz para que el vagón se mantuviese en la ciudad y fuera declarado Monumento Histórico Provincial.

Conocer la historia para no olvidar. 

La historia del vagón comienza en Lancaster, Inglaterra, tierra donde nació en 1898. Los primeros años del siglo XX le darían la bienvenida en territorio argentino, donde comenzaría su andar, primero en Cuyo, para hacia 1910, integrar el Ferrocarril Patagónico. Su confección con materiales de excelente calidad, principalmente “pinotea”, y el diseño con todas las comodidades: tres habitaciones con sus correspondientes literas y mobiliario, un baño completo con ducha, un salón comedor y una cocina de gran porte que, además, facilitaba la calefacción de toda la unidad, le confirieron la categoría de “Reservado”, pues sólo las autoridades y personas de alta jerarquía comercial, pública y política eran quienes podían utilizarlo. Uno de los personajes que se trasladó en él, fue el teniente coronel Benigno Varela, como el jefe de Regimiento de Húsares de Pueyrredon, con motivo de las revueltas obreras que acontecieron entre 1920 y 1922, uno de los momentos más álgidos en la historia de Santa Cruz, cargado de represión y fusilamientos por parte del ejército de nuestro país. 

Ya no transporta, pero “porta” la identidad de un pueblo

El Coche Reservado 502 actualmente se ubica en la “Plaza del Vagón”, en el corazón de Puerto Deseado, punto neurálgico que sigue convocando las salidas de manifestaciones o encuentros sociales, pues su presencia allí involucra el compromiso de los deseadenses, ya que su destino lo sentenciaba a una desaparición segura. Cuando en 1978 se clausura el Ferrocarril, se da lugar a un desmantelamiento absoluto de todo el material rodante, lo que era visto con angustia por los residentes. Cuando se procede a querer transportar el Coche Reservado 502, corría el año 1980, en ese momento se realizó una rápida y verdadera pueblada que interceptó, justo a tiempo, al camión que se lo iba a llevar en el mismo predio del ferrocarril, evitando así su desguace. De esta manera heroica, fue como los vecinos unidos, pudieron cumplir con el objetivo de que el vagón se quedara en Puerto Deseado. Luego, comenzó una batalla judicial que terminó por expropiar el vagón, lo que propició su declaración como bien de utilidad pública y, posteriormente, Monumento Histórico Provincial, convirtiéndose en el único tesoro ferroviario que sobrevivió en tales circunstancias.

Un símbolo cultural, adaptado a visitantes y turistas

Actualmente, aunque inmóvil, el vagón sigue transportando a sus “pasajeros”, visitantes y turistas tienen la oportunidad de vivenciar otros tiempos y lugares en la historia deseadense. Desde el 2005, cuando se conmemoraron los 25 años de su declaración como Monumento Histórico por la iniciativa de los ciudadanos, el vagón está completamente restaurado. En su interior es posible ver parte del mobiliario original y se cuenta con fotografías y otros recursos visuales que hilvanan un recorrido que siempre está asistido por guías profesionales, pero que es posible realizarlo también de manera auto-guiada. Es una propuesta diferente que permite explorar la historia de Puerto Deseado desde un plano más amplio, dónde se amalgaman diversos factores: la historia del ferrocarril en manos de los Ingleses, su nacionalización, los intereses de sectores privados nacionales e internacionales, las manifestaciones obreras, la configuración social de todo un siglo; todo ello en un vagón de estilo inglés que, por la iniciativa espontánea de la sociedad de Puerto Deseado, supo conservarse allí, erigiéndose como  emblema y estandarte del pueblo deseadense y es un singular atractivo turístico que ofrece un abanico de opciones que sorprenden a turistas y visitantes. 

Para mayor información:

Subsecretaria de Turismo de Puerto Deseado

+54 0297 4870220 (fijo)

+54 9 297 5133803 (móvil)

turismo.puertodeseado@gmail.com o turismo@deseado.gob.ar

www.turismo.deseado.gob.ar