El Turismo Rural una política de Estado

El Turismo Rural una política de Estado

El “VI Encuentro Nacional de Turismo Rural – ENATUR”, se llevó a cabo del 5 al 7 de mayo, en San Rafael, Mendoza. Bajo el lema “Vivir la experiencia argentina”, se desarrolló con el objetivo de generar un espacio de reflexión, análisis y composición de estrategias de actuación hacia el sector; al promover la articulación de líneas de abordaje de los distintos actores públicos y privados que trabajan el turismo en el espacio rural.

El encuentro convocó a más de 200 participantes entre referentes técnicos provinciales de las áreas de turismo, integrantes de la Red Estratégica del Conocimiento de Turismo Rural del INTA, emprendedores y técnicos asesores que buscan consolidar esta actividad de gran dinamismo en la actualidad.

Bajo los mismos objetivos, desde la Dirección Nacional de Planificación y Desarrollo Turístico del MinTurDep, se convocó a otras instituciones que se sumaron al trabajo conjunto y coordinado, como el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, el Ministerio de la Producción a través del Banco BICE, junto a cámaras empresariales como CAME, académicos y organizaciones intermedias como la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario  – RATURC.

Durante el encuentro, se pudo componer una mirada común sobre la trascendencia que el sector tiene para el desarrollo sostenible de las economías regionales y la industria agroalimentaria MiPyME.

La apertura oficial contó con la presencia del Director Nacional de Planificación y Desarrollo Turístico del MinTurDep, Sergio Castro; el secretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jorge Solmi; la ministra de Cultura y Turismo de Mendoza, Nora Vicario; el director del Centro Regional Mendoza-San Juan INTA, Claudio Galmarini; la secretaria de Abordaje Integral del Ministerio de Desarrollo Social, Micaela Ferraro; la directora de BICE Fideicomiso, Gabriela Lizana y el intendente interino de San Rafael, Paulo Campi.

En la primera parte del encuentro se desarrolló la mesa interministerial, convocada y coordinada por el MinTurDep, donde se expusieron estrategias y herramientas para el desarrollo del turismo en el espacio rural. Se pudieron escuchar con claridad, acuerdos y consenso básicos hacia el sector, que se pueden resumir en estos puntos:

«El turismo en el espacio rural es una estrategia de actuación para el desarrollo sostenible local».

Tiene en su génesis impactos positivos locales en varias dimensiones: Agrega valor a lo que normalmente hace la familia rural en el campo.

  • Ofrece posibilidades laborales vinculadas al turismo para los jóvenes y eso facilita el arraigo al campo y la ruralidad.
  • El turismo y la cultura dejan de ser ámbitos de recreación para pasar a ser actividades productivas en sí mismas.
  • No disputa espacio físico a otras actividades productivas prioritarias.

Dentro del aspecto más estratégico, hubo también líneas de abordaje e interpretación del sector coincidentes sobre un nuevo marco o paradigma a construir de manera articulada. En este contexto algunas coincidencias destacadas fueron:

  • Quedó absolutamente demostrado en estos años que el turismo ha dejado de ser una mera relación comercial de compraventa de servicios. Esa visión economicista es carente o escasa de impactos positivos locales tendientes al desarrollo sostenible local.
  • El turismo es un hecho social transformador, motor de inclusión, económico y social sostenible. Es un modo de actuación concreto y eficaz en pos del desarrollo territorial para proteger y promover medios de vida, identidades e impulsar a las economías locales.
  • El turismo, especialmente el rural reinterpreta al turista, lo hace parte de la valoración y transmisión de los activos culturales e identitarios, como vector de transmisión entre los espacios que transita.
  • La sinergia entre Turismo y Ruralidad es una herramienta potente para contrarrestar, dentro de una lucha subyacente que se disputa en el territorio profundo del país, la desaparición continúa de pequeñas explotaciones rurales agroalimentaria y con ellas historias, identidades y culturas que se desvanecen con la consecuente despoblación del campo y la ruralidad.
  • La pérdida de capilaridad, de los micro y minicomponentes en el mapa productivo agroalimentario nacional conlleva además una problemática para el abastecimiento y la sustentabilidad. Como ejemplo positivo de esta sinergia transformada en herramienta está el enoturismo y sus resultados en este desafío.

La segunda jornada del encuentro, se llevó a cabo mediante la metodología de conferencias, ruedas de intercambio, conversatorios y talleres, se enfocó en las particularidades del turismo rural de cada región, dando pie a la discusión sobre cuestiones de comercialización, la gestión de un emprendimiento o las normativas y fiscal.

De los talleres y las actividades llevadas a cabo en forma paralela surgieron los temas más relevantes a trabajar en el desarrollo del turismo en el espacio rural. En ese marco se mantuvieron reuniones con los referentes provinciales para coordinar y compartir lineamientos y acciones hacia el segmento.

Asimismo, junto a las autoridades de turismo de Lavalle, Mendoza, la RATURC (Red Argentina de Turismo Rural Comunitario) y representantes de la comunidad de Asunción, se avanzó con la programación de las acciones en materia del Turismo Rural Comunitario.

Subir a Tope