col-ct120917

N° 9 – [martes, 12 de septiembre de 2017] – Todo listo para la quema del muñeco
Argentina – Compartiendo Turismo [Trade] (Sección General) – [Online]
Circulación: s/d         Readership: 1         Audiencia: s/d
P. – – cm² 2313 cc 2271 caracteres 5459 Peso Argentino (CPE)
Sin Autor col-ct120917  http://www.turismoygestion.com/?p=1704

Compartiendo 01

El próximo 20 de septiembre, Colón vivirá una nueva Quema del Muñeco, evento que se mantiene vigente desde hace décadas y forma parte de la identidad cultural de la ciudad, convirtiéndose en un atractivo turístico muy especial.

Esta particular tradición surge en las décadas de los 60 y 70 y desde el año 1986 se realiza de manera ininterrumpida. Del ritual participan los alumnos del último año de las escuelas secundarias de la ciudad. Un festejo con historia que cautiva a vecinos y a turistas y que supo conquistar un lugar en la agenda de la ciudad y de la provincia.

Cuando cae la noche previa al inicio de la primavera y al día del estudiante, en Colón todos están listos para festejar uno de los acontecimientos más importantes para los estudiantes de la ciudad: la quema del muñeco. En el predio denominado Bajo Termas, ubicado en el sector norte de Colón aledaño al complejo Termal y frente al río Uruguay, es el sitio elegido para el tradicional festejo estudiantil.

Con la finalidad de despedir simbólicamente el invierno y darle paso a la primavera, hace 4 décadas que en Colón se ideó la creación de un muñeco, el cual es quemado por los integrantes de los últimos años del secundario. Así, se deja atrás la estación invernal, pero también a una etapa de la vida que finaliza: la del secundario y que coincide con el comienzo de un nuevo período para estos jóvenes.

Mientras todos esperan en el predio asignado para la quema del muñeco, con música y animadores del evento, los alumnos del último año de las escuelas se concentran la plaza Washington para comenzar su marcha.

Una marcha donde cada joven lleva su antorcha encendida, como una procesión que buscará en las llamas del fuego la liberación del invierno y el inicio de la primavera, con cánticos, bailando y saltando los estudiantes ingresan al predio.

Los espectadores ansiosos divisan las luces de las antorchas que avanzan entre los cantos joviales de los adolescentes. El muñeco empieza a ser rodeado por los jóvenes que caminan en círculo anticipando lo que todos fueron a ver, y así tras un conteo regresivo, las antorchas vuelan hacia el gigantesco muñeco que comienza a prenderse fuego mientras todos bailan y saltan a su alrededor, como un ritual antiguo. Así se vive la quema del muñeco.